Buscar este blog

lunes, 6 de enero de 2020

Procede desestimar el recurso de apelación en los supuestos en los que se aprecie un defecto insubsanable, como cuando no se realiza el depósito del importe de la condena más los intereses y recargos exigibles para recurrir


A) La sentencia de la Audiencia Provincial de Málaga, sec. 4ª, de 21 de diciembre de 2018, nº 800/2018, rec. 458/2018, declara que procede desestimar el recurso de apelación en los supuestos en los que se aprecie un defecto insubsanable, como cuando no se realiza el depósito del importe de la condena más los intereses y recargos exigibles para recurrir, en el plazo legal.

Estamos ante un defecto insubsanable que impide la admisión a trámite del recurso de apelación interpuesto, pues la posibilidad de subsanación queda limitada a la acreditación documental de la consignación dentro del plazo legal, pero no se extiende a la posibilidad de realizarla fuera de plazo, pues la doctrina del Tribunal Constitucional distingue entre el hecho del pago o consignación, en el momento procesal oportuno, y el de su prueba o acreditación, permitiendo la subsanación únicamente en el supuesto de que no se hubiese aportado la justificación de dicho extremo.

Establece el artículo 449.3 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que: “En los procesos en que se pretenda la condena a indemnizar los daños y perjuicios derivados de la circulación de vehículos de motor no se admitirán al condenado a pagar la indemnización los recursos de apelación, extraordinario por infracción procesal o casación, si, al interponerlos, no acredita haber constituido depósito del importe de la condena más los intereses y recargos exigibles en el establecimiento destinado al efecto. Dicho depósito no impedirá, en su caso, la ejecución provisional de la resolución dictada”.

B) La cuestión a abordar por la Sala es de índole procesal, la admisión del recurso, ya que la entidad demandante denuncia en esta alzada el incumplimiento por parte de la recurrente del requisito de procedibilidad establecido por el art. 449.3 LEC, y es que versando el procedimiento sobre la indemnización reclamada por los daños y perjuicios derivados de la circulación de vehículo de motor la aseguradora demandada no ha acreditado, al tiempo de interponer el recurso, haber constituido depósito del importe de la condena, más intereses y recargos, realizando dicha consignación a requerimiento de la Sala quince meses después de interpuesto el recurso, por lo que el mismo debe ser inadmitido.

Como expresa la sentencia del Tribunal Constitucional 3/83, el derecho al acceso de los recursos viene condicionado por el cumplimiento de los requisitos de admisibilidad establecidos por el legislador, con el único límite de la prohibición de la arbitrariedad y la posibilidad de corrección de errores materiales, de manera que el principio pro actione no opera con igual intensidad en las fases iniciales del procedimiento que en las posteriores. La inadmisibilidad obedece a razones establecidas por el legislador y proporcionadas en relación con los fines constitucionalmente protegibles a que los requisitos procesales tienden, por lo que los requisitos y presupuestos procesales que condicionan la admisibilidad de un recurso es una cuestión de orden público, y, por tanto de carácter imperativo que escapa al poder dispositivo de las partes y del órgano judicial, debiendo su cumplimiento ser incluso controlado y revisado de oficio por los Tribunales al resolver los recursos para cuyo conocimiento son competentes, gozando el Tribunal ad quem de facultades para fiscalizar y revisar la decisión del órgano a quo cuando éste haya admitido indebidamente el recurso, pese a la falta de un requisito esencial e insubsanable, y más aún cuando ello es alegado expresamente por una de las partes.

C) El art. 449 LEC, con la rúbrica Derecho a recurrir en casos especiales, dispone en su apartado 3 que: "En los procesos en que se pretenda la condena a indemnizar los daños y perjuicios derivados de la circulación de vehículos de motor no se admitirán al condenado a pagar la indemnización los recursos del apelación, extraordinario por infracción procesal o casación, s, al interponerlos, no acredita haber constituido el depósito del importe de condena más los intereses y recargos exigibles en el establecimiento destinado al efecto".

El apartado 6 del citado precepto dispone que "En los casos de los apartados anteriores, antes de que se rechacen o declaren desiertos los recursos, se estará a lo dispuesto en el artículo 231 de esta Ley en cuanto a la acreditación documental del cumplimiento de los requisitos exigidos".

Revisando las actuaciones se constata que, tras el dictado de sentencia en la instancia que estimó la demanda promovida por Autopista del Sol Concesionaria Española S.A. frente Línea Directa Aseguradora S.A., en reclamación de los daños ocasionados en instalaciones de su propiedad consecuencia de un accidente de circulación cuya responsabilidad imputaba a su asegurado, la demandada interpuso recurso de apelación sin cumplir el requisito del depósito exigido por el art. 449.3 LEC, y recibido el procedimiento en esta alzada se advirtió de dicha omisión, siendo requerida la apelante para que en el término de dos días acreditase su cumplimiento, lo que verificó aportando resguardo de ingreso realizado el 17 de octubre de 2018, por lo que la demandante apelada solicitó la inadmisión del recurso.

D) Estamos ante un defecto insubsanable que impide la admisión a trámite del recurso de apelación interpuesto, pues la posibilidad de subsanación queda limitada a la acreditación documental de la consignación dentro del plazo legal, pero no se extiende a la posibilidad de realizarla fuera de plazo, pues la doctrina del Tribunal Constitucional distingue entre el hecho del pago o consignación, en el momento procesal oportuno, y el de su prueba o acreditación, permitiendo la subsanación únicamente en el supuesto de que no se hubiese aportado la justificación de dicho extremo, por ser requisito formal susceptible de subsanación que sólo puede fundar una resolución de inadmisión del recurso previa la concesión de un plazo para la subsanación sin que se hubiera cumplido con el mencionado requisito (SSTC 344/93 , 346/93 y 100/93), pero sin que en ningún caso el apelante pueda subsanar el requisito sustantivo del pago o consignación si, al tiempo de la preparación del recurso legalmente previsto (interposición del mismo) no haya dado cumplimiento a tal exigencia material, pues positivizando dicha doctrina el apartado 6 del art. 449 de la LEC, con remisión al art. 231 de la misma ley, posibilita la subsanación del defecto, supeditándola al hecho de que el recurrente "hubiese manifestado su voluntad de abonar, consignar depositar o avalar las cantidades correspondientes, pero no acreditara documentalmente, a satisfacción del tribunal, el cumplimiento de tales requisitos", lo que viene a consagrar el referido criterio doctrinal y jurisprudencial que preconizaba la posibilidad de subsanar el defecto de acreditación de la consignación efectuada, pero no de la falta de consignación en su momento oportuno, que es lo que acontece en el presente supuesto.

E) Atendiendo a la doctrina jurisprudencial expuesta, el recurso de apelación no debió ser admitido a trámite conforme a los arts. 457 y 461 de la LEC, lo que implica considerar tal causa de inadmisión como motivo de desestimación del recurso, siguiendo así la doctrina pacífica y constante del Tribunal Supremo plasmada, entre otras muchas, en la sentencia de 26 de enero de 1996 , que reproduce pronunciamientos anteriores en idéntico sentido (sentencias 30 de septiembre de 1985 , 20 de febrero de 1986, 5 de octubre de 1987, 30 de septiembre de 1989; 21 de marzo, 7 y 18 de diciembre de 1990; 8 de marzo y 5 de julio de 1991, 2 de noviembre de 2000, 13 de junio de 2002, 20 de septiembre de 2003, 2 de junio de 2004 y 22 de febrero de 2005), en el sentido siguiente: "conforme a la doctrina consolidada de esta Sala los motivos legales en que pueda fundarse la inadmisión de un recurso, son pertinentes, al resolver, para desestimarle, aun cuando se hubiese admitido, pues las razones de inadmisión son suficientes, si resulta demostrada su existencia, para que los recursos a que se contraen deban ser desestimados".

Por lo expuesto, procede desestimar el recurso, confirmando en su integridad la sentencia recurrida, y de esta forma damos respuesta al recurso de reposición que ha interpuesto la parte apelada frente a la resolución que señaló fecha para deliberación, votación y fallo, aún pendiente del cumplimiento del término conferido a la parte apelante para impugnación, teniendo que cuenta que dicho recurso no suspende el curso del procedimiento y al que la presente resolución da respuesta acogiendo la causa de inadmisión como motivo de desestimación del recurso.



928 244 935





No hay comentarios: